0

Las 8 preguntas que hay hacerse antes de invertir en criptomonedas

Share
Tiempo de lectura:5 Mnuto(s), 47 Segundo(s)

Al adentrarse al mundo de las finanzas e inversiones, todos debiesen tener presente en todo momento un mandamiento inexorable que aplica para cualquier tipo de inversión a realizar, ya sea en economía real o financiera: “a mayor retorno, mayor riesgo (y viceversa)”. Partiendo desde la internalización de este punto es posible dilucidar, al menos nocionalmente, el nivel de riesgo implícito que tiene determinada estrategia de inversión viendo los retornos que ofrece.

Así entonces, si observamos la volatilidad de este tipo de activos, es posible mencionar otra noción ineludible en las finanzas y es que “no se puede desafiar la ley de la gravedad (o punto de referencia)”: ningún árbol puede crecer hasta el cielo ni nada puede caer en forma indefinida, todos los activos terminan retornando hacia un punto de referencia (dinámico, por supuesto) luego de alejarse en forma significativa respecto del mismo.

En este artículo analizamos una serie de preguntas básicas que debes entender para poder lanzarte a este nuevo mercado de oportunidades y riesgos. Esperamos que te sean de mucha ayuda.

¿Qué son las criptomonedas?

Una criptomoneda es un activo digital que emplea un cifrado criptográfico para garantizar su titularidad y asegurar la integridad de las transacciones, y controlar la creación de unidades adicionales, es decir, evitar que alguien pueda hacer copias como haríamos, por ejemplo, con una foto. Estas monedas no existen de forma física: se almacenan en una cartera digital.

¿Cómo funcionan las criptomonedas?

Las criptomonedas cuentan con diversas características diferenciadoras respecto a los sistemas tradicionales: no están reguladas ni controladas por ninguna institución y no requieren de intermediaros en las transacciones. Se usa una base de datos descentralizada, blockchain o registro contable compartido, para el control de estas transacciones.

Al hilo de la regulación, las criptomonedas no tienen la consideración de medio de pago, no cuentan con el respaldo de un banco central u otras autoridades públicas y no están cubiertas por mecanismos de protección al cliente como el Fondo de Garantía de Depósitos o el Fondo de Garantía de Inversores.

En cuanto a la operativa de estas monedas digitales, es muy importante recordar que una vez que se realiza la transacción con criptomonedas, es decir, cuando se compra o vende el activo digital, no es posible cancelar la operación porque el blockchain es un registro que no permite borrar datos. Para “revertir” una transacción es necesario ejecutar la contraria.

Ya que estas monedas no están disponibles de forma física, hay que recurrir a un servicio de monedero digital de criptomonedas, que no está regulados para almacenarlas. 

¿Cuántos tipos de monederos digitales existen?

Un monedero digital o wallet es, en realidad, un software o aplicación donde es posible almacenar, enviar y recibir criptomonedas. Lo cierto es que a diferencia de un monedero de dinero físico, lo que realmente se almacena en los wallets o monederos digitales son las claves que nos dan la propiedad y derecho sobre las criptomonedas, y nos permiten operar con ellas. Dicho de otra forma, basta con conocer las claves para poder transferir las criptomonedas, y la pérdida o robo de las claves puede suponer la pérdida de las criptomonedas, sin posibilidad de recuperarlas.

Hay dos tipos de monederos: existen los calientes y los fríos. La diferencia entre ambos es que los primeros están conectados a internet, y los segundos no. Así, dentro de los monederos calientes encontramos los monederos web, los monederos móviles y los monederos de escritorio, este último, solo en el caso de que el ordenador esté conectado a internet. Por el contrario, dentro de los monederos fríos existen los monederos hardware y los monederos de papel, que es simplemente la impresión en papel de la clave privada. 

¿Cómo se determina el valor de una criptomoneda? 

El valor de las criptomonedas varía en función de la oferta, de la demanda, y del compromiso de los usuarios. Este valor se  forma  en  ausencia  de mecanismos  eficaces  que  impidan  su  manipulación,  como  los  presentes  en  los  mercados regulados  de  valores.  En  muchas  ocasiones  los  precios  se  forman  también  sin  información pública que los respalde.

Las criptomonedas usan blockchain

Las criptomonedas funcionan mediante el registro contable compartido o blockchain. Esta tecnología les aporta un elevado sistema de seguridad con capacidad para evitar, por ejemplo, que un mismo activo digital se pueda transferir en dos ocasiones o que sea falsificado. La tecnología blockchain funciona como un gran libro de contabilidad donde se pueden registrar y almacenar cantidades ingentes de información. Toda ella está compartida en la red y protegida de tal forma que todos los datos que alberga no se pueden alterar ni eliminar.  

¿Qué significa minar criptomonedas?

Este concepto hace referencia al proceso necesario para validar las operaciones que se llevan a cabo mediante este tipo de activos digitales. Por ejemplo, si tomamos el caso práctico de una moneda bitcoin: su minería se basaría en la validación y el registro de las transacciones en el registro blockchain

En definitiva, minar criptomonedas supone resolver con éxito los problemas matemáticos que se presentan. Los mineros que lo han llevado a cabo obtienen a cambio criptomonedas.

¿Son recomendables como refugio de inversión o es aconsejable incluirlas dentro de una variada cartera de inversiones?

Entre la volatilidad inherente a activos en etapa de maduración temprana sumado a las implicancias revolucionarias de la incursión de las criptomonedas en los circuitos de la economía global, si bien pueden verse muy interesantes, estos activos distan de poder ser calificados como una inversión “segura”. Sin embargo, dado que en esta última etapa este riesgo se ve relativamente tapado por escaladas alcistas vertiginosas en estos últimos tiempos, estos extraordinarios beneficios han implicado un enorme atractivo para un público ávido de capturarlo, llevando a un enorme número de personas a incursionar e invertir en este mundo de las criptomonedas.

¿Hay algún indicio que nos permita prever desplomes en su cotización?

Al ser un mercado con un bajo nivel de maduración resulta muy difícil aún establecer proyecciones que permitan tener una administración de riesgos eficiente (es decir, buscar un mix de cartera que optimice la relación riesgo/retorno, dos factores que son una incógnita en sí misma).

Así entonces, aún persiste la duda respecto de si la corrección iniciada a mediados de mayo, periodo en donde la gran mayoría de las criptomonedas alcanzaron un máximo histórico, encontró un piso que permita retomar la tendencia alcista previa o esta continúe y lleve los valores actuales a niveles equivalentes a los evidenciados a finales del año 2020, implicando esto último caídas en las cotizaciones de entre el 30-50%.

Si bien estos aspectos, en general, no implican cambios en la interpretación disruptiva o paradigmática de este tipo de activos, el hecho de percibir que los mismos sí tienen un impacto real en la evolución de sus cotizaciones da cuenta de lo sensible y frágil que puede ser cualquier estimación, afirmando así su connotación de nivel de riesgo asociado.

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %